lunes, 11 de octubre de 2010

Repor tereso de Domingo, casi casi Lunes

23 Arengaron conmigo
No sé porque en México le dicen Jitomate a los tomates, o sea, no tiene sentido. Mientras miro en la tele como hacen salsa de frijoles puercos [wtf] me llega un mensaje de mimadre.

Mimadre, me da una noticia genial que me saca pafuera la poca alegría que la vida de mierda me dejó, y me río de janeiro. Decido llamarla por teléfono para que me amplie la buena nueva, y en el mismísimo instante en que lo hago me llega un mensaje al celular, de un numero de Bs. As. que desconozco, que dice: ‘Dios te ama, tenes que confiar en él, que él se ocupará de tus problemas sólo pedile confiado, que él te concederá tus peticiones. Dios te VENDIGA’. [Sí, con v corta].

Mientras le leo el mensaje a mimadre que, por supuesto, se emociona con el mensaje del supuesto Dios, le digo, esto es tu mach, Dios me manda mensajes de texto y vive en Bs. As. Pero tiene una ortografía pésima. Mi madre ríe falsamente ¬¬ y me corta, aduciendo que tiene que hacer algo que seguro es mirar en la tele algun programa policial, en donde recopila datos para matarnos a todos un día y que la policía no la pueda agarrar, al menos, tan facilmente. ¬¬

Como la duda me carcome y, luego de tan excelente noticia, no puedo pensar otra cosa que, que efectivamente Dios está de mi lado, por eso me mandan esos mensajes de texto, [sí, de pronto me hice creyente], decido responderle al supuesto enviado Divino, y se dá el siguiente diálogo:

Yo: gracias(¿) ¿quién sos?

Mensajero Divino: yo ‘EL DIEGUITO’ vs

Yo: si no sabes quién soy, por qué me mandas mensajes de texto. ¬¬

Mensajero Divino: xq me mandaron un msj y me dieron que se los mande a todos mis contactos, y te denía aca, ja. Komo te llamas, karo verdad?

Yo: [¿y si te dicen que te tires de un puente, lo haces, pelotudo? Y no no me llamo karo, infeliz] no sé quién sos…

Mensajero divino: yo me llamo Diego y estoy en cana, el hijo de ‘la ramo’ ja.

[Y acá hay que hacer un parate, porque como ya sé que desde la cárcel te llaman diciendo que secuestraron a tus perros, o tratan de enamorarte, o te dicen que tu gato tuvo un accidente, entonces guardé el contacto bajo el nombre de ‘Chorro que manda mensajes de Dios desde la carcel’. Bien].


Yo: ah sí bueno, te agradezco el mensaje. Chau

Chorro que manda mensajes de Dios desde la cárcel: en serio soy el hermano de Conny, si tengo tu número es porque la gunas o no ella me trajo en chip.

Yo: [¿en qué idioma extraño hablas? Mi’ jojos, pol favol] mira, no se qué queres, pero me llamo Carlos, tengo 65 años y la poronga del tamaño del obelisco. ¿te interesa?

Chorro que manda mensajes de Dios desde la cárcel: Cri cri cri

[Por supuesto PORONGA es un eufemismo para PENE]

Guat de friking fack!!!!! ¿por qué me pasan estas cosas siempre a mí?, me pueden explicar. Bueno. Llamo a mi madre y le Cuento que no era un mensaje de Dios ¬¬ sino de un chorro que quería levantarse a alguien desde la cárcel.
Por favor, mis candidatos hacen que vuelva a elegir, una y mil veces, a SDD como si fuera el primer día.

Cuestión que decido parar con la locura, y me preparo mentalmente para hacer unos muffins, riquísimos muffins de chocolate, [como los de la receta del post de abajo], y me dispongo a juntar todos los implementos, que los secos por un lado, los húmedos por otro, y sarasa sarasa. Pero cuando llega el momento de poner, efectivamente, las cosas dentro del bol, le echo, nada más y nada menos, que casi 200 grs. De canela a la harina!!! Ca ne la! Me confundí la canela con el cacao amargo.

Pol favol. Por supuesto, lo pongo en mi estado de FB, - porque estas cosas cotidianas son las que me hacen sentir que vivo en una película cómica y que la gente se me caga de risa-, y ahí es donde me entero que la canela en cantidades excesivas es alucinógena y, si le pones mas, es toxica.
Me debato entre ponerle un poco mas y dárselos a SDD y que parezca un accidente ¬¬, o sacarle un cacho y dejar la medida justa como para pegarnos un buen viaje de ida al planeta de los elefantes rosas de Barney Gomez.

Y, sí señores, qué creen, le saqué lo mas que pude, y los hice normalmente como si lo que le hubiera echado fuera cacao, -de todos modos le puse el cacao porque son de chocolate-, pero tienen un dejo a canela que pica, casi. Lo que todavía no noté son efectos alucinógenos. Será que normalmente soy alucinógena. Pero hubiera sido divertido.

Ahora me voy a seguir viendo un programa de ‘El Canal de las Estrellas’ que es una mezcla de Sorpresa y media, sin Julian Weich y Maby Wells, [gracias a Lucho], y Gente que busca gente, pero con unos mexicanos que lloran como parturientas, cada vez que hacen encontrar a alguien con algún familiar que no ve hace 30459450 años.
Bizarro, pero cómico, sobre todo cuando me descubro semi sonriendo mientras el Franco Bagnato autóctono llora a moco tendido, y los hace abrazar. Mátenme ya.




 

Que parezca un accidente son todos putos incluso en blogger pero putos de verdad El gato todopoderoso la vida misma esta llena de herejes